EL SECRETO DE LA FELICIDAD

¿Realmente somos felices? ¿Nos hemos parado a pensar si lo somos?

Mucha gente pensara que la felicidad es un destino cuando dicen aquello de cuando tenga "ésto" o cuando consiga "aquello" seré feliz, en vez de ver la felicidad como una forma de vida, como una elección.

Pero no creáis que yo antes no pensaba también de esa manera, hasta que me di cuenta de que así nunca se puede ser realmente feliz. 
Las circunstancias externas no son las culpables de que no tengamos la vida perfecta o de que no nos salga todo como quisiéramos, sino que es  la manera en la que pensamos y afrontamos cada situación la verdadera realidad.

 
 

Dando, recibimos


Creemos que en esta vida si damos es porque queremos recibir algo a cambio, pero en realidad, solo con dar ya estamos recibiendo. Si mostramos amor hacia los demás nosotros también vamos a recibir amor, porque estamos vibrando en ese sentimiento y ya es beneficioso para nuestro cuerpo y nuestra mente. Si sentimos odio hacia alguien, nos va a perjudicar a nosotros también porque el cuerpo solo entiende lo que estamos sintiendo, da igual que el odio no sea hacia nosotros, el daño lo hacemos de todas formas. Pero ojo, que con esto no estoy queriendo decir que nos forcemos a no sentir odio, rabia o envidia, porque el mostrar nuestros sentimientos también es positivo, lo que ya es perjudicial es no liberarte de esa emoción, que es cuando se vuelve dañina.

En definitiva, la única manera de ser feliz que tenemos es pensar desde una mente sana y positiva, centrándonos en nosotros mismos, cuidándonos y mostrando nuestras emociones sin agarrarnos a ellas para evitar que nos hagan daño.

No pretendo daros lecciones de vida, sino que me gusta transmitiros mi aprendizaje por si os puede ayudar de alguna manera a vosotros también.


"Cambia tu mente y cambiarás el mundo"

Espero que hayáis pasado un ratito entretenido leyéndome y nos vemos en el próximo post. ¡Feliz día a todos!

XO RO